Mi visión de la fotografia

Si sólo queréis un fotógrafo que acuda a vuestra boda, haga las clásicas fotografías de toda vuestra familia, amigos, las mesas de invitados, que os saque siempre sonrientes y con un aspecto espléndido, después de mucho retoque y “photoshop”, es posible que no sea el fotógrafo más adecuado. Si estáis buscando la oferta más barata del mercado o un regalo extra en el precio final, seguramente no vais a valorar lo que os ofrezco. Y no hay problema, porque os merecéis un fotógrafo que se ajuste a vuestros deseos y necesidades. Os animo a seguir buscando y dejar de leer en este punto.

Pero si en vuestra boda queréis tener algo más que un simple vendedor, que hace las mismas fotografías por rutina…¡buenas noticias! animaros, estáis en la dirección correcta y deberíais seguir leyendo.

El fotógrafo debe ser algo más que una cosa que tachar de vuestra lista de bodas. Quizás no os deis cuenta ahora que tenéis cientos de cosas que preparar y estáis pensando en los centros de mesa, la organización de los invitados, los detalles florales, las invitaciones, etc, pero la fotografía es realmente lo único que dura, más allá del día de vuestra boda. Y además, su valor aumentará a lo largo del tiempo.

Mi filosofia

Mi estilo fotográfico sigue una filosofía muy marcada, no solo en la fotografía de bodas, sino en la fotografía en general y también en la vida. Mi objetivo es ser lo más silencioso y discreto posible. Porque sinceramente creo que es la mejor manera de capturar los momentos espontáneos y las emociones genuinas que ocurren en el día a día. Y esa filosofía es la que aplico en vuestra boda.

Creo que los recuerdos de un día tan importante, no se pueden fabricar, solo capturarlos. De tal forma que al final obtendréis un reportaje completo, como una historia contada en imágenes y no como una colección de fotos posadas e impuestas artificialmente por el fotógrafo. ¡Para eso ya están los selfies!

Es cierto que también me gusta tomar imágenes mas pensadas, con un cierto toque artístico. Éste puede ser el único momento en que puedo daros algunas instrucciones, buscando componer la imagen que tengo en mente. En los retratos formales también os aconsejaré (la mayoría de las parejas quieren al menos un par de fotos con sus familias). Pero aún así, os prometo que todo este proceso se hará como una experiencia divertida de principio a fin y la mayoría de las veces no os daréis cuenta, porque las imágenes simplemente irán sucediendo.

En resumen yo diría que mi filosofía en la fotografía de bodas es 95% documental o fotoperiodista y 5% artístico.

Joaquin-Sanjurjo-Logo

¿Hablamos?

¡Por supuesto!, ahora ya sabéis cual es mi estilo fotográfico y solo os queda conocer mis tarifas, pero recordar…. Debéis saber que mi implicación en vuestro día será igual que si se casasen mis hermanas (por cierto, todavía no lo han hecho, ¿a qué esperáis chicas?), porque una maravillosa recompensa de este trabajo, es obtener grandes amigos después de trabajar juntos. Esa es la mejor prueba de que mi trabajo os ha gustado y ha merecido la pena. Por eso os pido que cuando enviéis el formulario de contacto, tengáis la misma energía que yo al recibirlo, con el corazón latiendo bien fuerte, por conocer cómo, cuándo y dónde será vuestra próxima aventura juntos.

CONTACTO