Fotografia de mascotas: Aaron, un bichon maltes en libertad

Entre Fuyu y Milú. Blanco luna, alegre e inquieto, no se vio en otra cuando le propuse a sus dueños una sesión fotográfica libre de cualquier extensión y ligadura para que pudiera campar y correr a sus anchas, por las praderas de la sierra, mientras le seguía con mi cámara.

Fotografia de mascotas: Aaron, un bichon maltes en libertad
Raza acostumbrada a los pisos urbanitas y a los paseos con cadena corta sobre cemento y baldosas de cerámica. Vivaz y cariñoso, es el perro ideal como animal de compañía para fomentar lo que ahora llaman la caninoterapia o rehabilitación con mascotas. Sin embargo este ejemplar de bichon maltes, sufrió un cambio de personalidad en el momento que le quitamos la correa en un entorno donde nunca antes había estado. Entre carrera y carrera, paraba a olisquear alguna jara o juagarzo, y después, volvía a correr, explorando el bosque invernal. Ladraba, saltaba y jugaba con nosotros, mientras mi cámara se volvía loca ante aquella bola de lana blanca que no paraba de ir de un lado para otro, con una rapidez pasmosa. Un perro de ciudad convertido en un perro de campo, con su melena al viento. Claro que sí. Por qué él lo vale…